NATALIA LÓPEZ

DECUPACH

                           LAS MACETAS, DE CASTELLÓN. LOS BOTIJOS, DE ALICANTE

Natalia López estudió Anticuariado en Madrid, en el Centro de Nuevas Profesiones. Inmediatamente después comenzó a trabajar comercializando obra gráfica. Le empezó a interesar el papel como material en su propia casa, porque, según dice, “vive entre papeles”. Entre papeles…y macetas, porque tiene muchas plantas. Y allí, en su casa, entre los papeles, las macetas y dos niños, surgió la chispa.

Gracias a sus conocimientos sobre el papel, cogió papel de tisú (el de las servilletas) y comenzó a sobreponerlo en las superficies de las macetas y los botijos con una técnica (secreta) que hace que parezcan pintados. Los dibujos y colores no pierdan textura ni intensidad pese a la lluvia, los riegos o los tragos.

Ahora tiene su propia marca, Decupach, y vende solo en ferias. Aún no se ha lanzado al mundo online.

Para ser justos, debemos decir que las macetas son de Castellón. Pero también de Guadarrama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s