search instagram arrow-down

ITZÍAR LARRÍNAGA Y JOSÉ BRINCAS

_OTX0918 copia.jpg

DE CONTAR BILLETES A CONTAR ESPINAS

Suena extraño, pero Itzíar Larrínaga pasó de ser contable a filetear anchoas. Trabajó en los departamentos de administración de una gestoría y una empresa de construcción, todo en Laredo. Pero…acabó en ese lugar común por el que tanta gente pasa alguna vez en su vida: el paro. Así que hizo un curso de fileteado de Anchoas y montó su empresa, El Caballito Cantábrico.

Tiene hasta algún premio ganado por su labor, como el de la Excelencia Empresarial Mujeres Rurales en la categoría de mejor artesana de Cantabria.

Su marido se llama José Brincas y trabaja en una conservera de Laredo, así que la anchoa les mantiene unidos.

Itzíar es generosa y nos cuenta cómo filetear una anchoa, por si quieres probar en casa: se coge una anchoa en salazón, se le quita la piel, se la seca y se apartan muy cuidadosamente las espinas para no romper la carne. En media hora se hacen 15 anchoas, que una vez abiertas se quedan en 30 filetes.

¿A que prefieres comprarlas?

FOTO, JOSETXU MIGUEL

TEXTO, TERESA CASTANEDO

 

 

 

 

Responder
Your email address will not be published. Required fields are marked *

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s