_OTX0080 copia

                                                      ¡COCINERO ANTES QUE FRAILE!

Igor Arregi estudió diseño gráfico y patronaje industrial en San Sebastián. A la vez comenzó a diseñar los carteles de varios garitos de Donosti, y tan bien le fué que de ahí a la profesionalización mediaron dos zuritos.

Su inspiración viene de la música y el cine, aunque tiene claro que definiría su estilo como “nórdico”. Debe ser cierto porque ha vendido carteles a clientes de Islandia.

Su mayor afición no tiene que ver con el diseño ni el dibujo: es subir a La Pedriza. Como buen vasco, las cumbres le pierden.

Su cartel preferido es el del chef -con el que posa- porque fue cocinero antes que fraile. Y ya que hablamos de cocina, si te invita a su casa, pídele unas codornices deshuesadas: es su plato estrella.