carlosblancoobjetosindutlados

                                                     ENCUENTRA ESQUELETOS FÁCILMENTE

Carlos Blanco es arqueólogo. Está especializado “en romano”, como él mismo denomina al tipo de yacimiento en el que trabaja más a menudo. Vive entre Zaragoza (donde tiene a su familia y una tienda) y Madrid, donde se siente como en casa porque nació en la capital.

Empezó a restaurar muebles como afición. Y como suele ocurrir en estos casos, el “hobby” pasó a ser casi un segundo trabajo. Su marca se llama “Objetos Indultados”, aunque los esqueletos de dos esclavos encadenados entre sí -su hallazgo más sorprendente como arqueólogo- no pertenecieron a ningún indultado.

Está orgulloso de sus teléfonos franceses de los años 70. Especialmente de los que dan luz, porque los ha convertido en lámparas.

FOTOGRAFÍA: JOSETXU MIGUEL

TEXTO: TERESA CASTANEDO