LAMONABIKES

PRIMERO FUÉ CAMARERO

Víctor Pastor estudió Administración de Empresas. Mientras trabajaba en Cambridge de camarero, se fijó que en Reino Unido había muchas marcas inglesas de bicicletas. Especialmente de fixies. Y decidió hacer algo parecido.

Con ayuda de las familias, él y su socio Álvaro Casas crearon Lamona Bikes. Invirtieron 54.000 euros. El diseño corre a su cargo y como se puede ver en la foto, se les da muy bien.

Cada bici tiene el nombre de un dios distinto y su propio emblema o escudo.

De momento solo venden online. O en Mercado de Motores.