Davinia Moreno es de Málaga y estudió como Técnica Veterinaria en Sevilla antes de meterse en todo este lío. Una vez completados esos primeros estudios, volvió a su ciudad y trabajó “de lo suyo” en varias clínicas. Pero no estaba convencida de cómo iban las cosas y decidió seguir estudiando…en Madrid. Para costearse la vida en la capital trabajó en la puerta de la discoteca Kapital, atendiendo las listas de invitados y las reservas. Y entre fiesta y fiesta (ajena) estudió Adiestramiento, Etología Canina y Felina (algo así como psicología animal) y Auxiliar para Animales Exóticos.

Como en Kapital entraba el jueves y asegura que hasta el lunes no volvía a ser persona, dejó la macrodiscoteca y se puso a trabajar en un Hotel. Y así discurría su vida, entre loros, perros, reptiles y trabajos variados, cuando un día vio un post en Facebook sobre las kokedamas y los jardines verticales: se puso a investigar. Y comenzó a hacerlos ella misma en casa. Los pedidos comenzaron a ser tantos que hace ocho meses decidió crear DECODAMA NATURAL. Vende a través de las redes sociales y en Mercado de Motores y lo que más le gusta es crear el producto de principio a fin. Se encierra en su cuarto, pone música…y deja volar su creatividad.

Su planta preferida es el bonsai ficus y tiene dos gatos y dos perros. Ah! Y pareja, también.

FOTOGRAFÍA: JOSETXU MIGUEL

TEXTO: TERESA CASTANEDO