Lo que más admira Su, creadora de Santa Rita Estudio, es cómo la cerámica, con sus rígidas fórmulas, podía ofrecer un mundo de creatividad infinita. Sus piezas son la combinación perfecta entre la meticulosidad de su creadora y la sugerente imperfección del barro.