Para dar a conocer su gama Hello, dirigida a un público joven, Lindt optó por instalarse con su precioso food truck negro en Mercado de Motores. Los visitantes del mercado se endulzaron con sus barritas, que se comen en dos bocados: lo justo para que la acción estimulante de uno de los mejores chocolates del mundo alegre el paladar y el corazón.