Mark tiene 20 años y está de Erasmus en Madrid estudiando traducción e interpretación en alemán, francés y español. Él es de una localidad llamada Gyor, en Hungría. De España le gusta el clima, Sevilla y de Mercado de Motores los trenes, porque le recuerdan a su abuelo, que le llevaba de pequeño a verlos en la estación de su pueblo.