Mini realizó en Mercado de Motores una acción espectacular: un circuito “de vértigo” para probar sus nuevos modelos, en los que se podían subir los visitantes con un experto a su lado. Además, los más pequeños pudieron disfrutar de un divertido paseo en realidad virtual con gafas 3D.