A Alberto le habían hablado de Mercado de Motores “mil veces”.  Pero nunca había venido hasta la pasada edición de mayo. Y le pareció una forma muy original de conseguir una propuesta muy actual de una feria de toda la vida. Lo que más le gustó de Motores fué la integración del recinto -el Museo del Ferrocarril, que le encantó- con las compras, la comida y las actividades.

Además nos contó que acaba de estar en Londres y que se pateó todos los mercados: Portobello, Shoreditch, Broadway Market…

Londres es una ciudad llena de grandes, históricos, míticos y modernos mercados. Pero ninguno se celebra en una estación de tren, así que nos sentimos orgullosos de comprobar cómo nuestra propuesta se ha colado entre las ferias más interesantes de Europa. ¡Te esperamos más veces Alberto, gracias por posar para nosotros!