Javier Andreu es emprendedor tecnológico. El mejor cumpleaños que recuerda fué el que le preparó por sorpresa su mujer cuando cumplió 44 años. Invitó a unos 150 amigos (😱) entre compañeros del colegio, antiguos colegas de anteriores trabajos y familiares, y organizó una de esas fiestas “american style”: hubo un vídeo en el que iban hablando de él (todo bueno) y algunos amigos contaron allí mismo, en directo, anécdotas y situaciones divertidas.  Además, los regalos fueron sectoriales: el grupo del colegio le obsequió con un regalo relacionado con la época escolar y los compañeros de trabajo, con el trabajo. Como mandan los cánones todos se acostaron muy tarde en un estado deplorable.