Mercado de Motores. Emprendedores.

Vasco Acursio es portugués y vive en Valencia. Allí llegó hace 20 años, cuando, estando en una Beca Erasmus, conoció a la que ahora es su mujer. Trabajó durante años en una empresa de cacao y además siempre le ha encantado cocinar, pero cocinar inventando recetas. Un día mezcló chufa y cacao y el resultado le encantó. Pero hizo tabletas de chocolates y se le quedaban blandas, así que probó con a convertir su mezcla en una crema. Y así nació Tiggy.

Además de la crema de chufa y cacao, Vasco también comercializa otra crema que lleva algarroba, otro producto de la zona mediterránea. Según Vasco, la crema de chufa tiene un saber final a chufa y a madera, y la de algarroba a regaliz y café. Sus productos son veganos, por lo que pueden llegar a más públicos. Trabaja con ingredientes “Kilómetro Cero” porque quiere fomentar el comercio local y conocer a sus proveedores. Sus próximos lanzamientos tendrán que ver con productos sólidos, como las galletas. ¡Estamos deseando probarlas!