Mercado de Motores es el paraíso de los niños. Además de los imponentes trenes que posee el Museo del Ferrocarril, cada mes tenemos actividades específicas como los Talleres de Chuggington (gratuitos y sin cita previa) o un paseo en el Mini Tren (de pago).